FELICIDAD EN EL TRABAJO: De La Rutina Al Amor

Recuerdas lo que decías cuando eras niño o niña sobre ¿Que querías ser de grande?, te acuerdas de esos últimos momentos donde ya finalizabas tus estudios y no hallabas la hora de poder trabajar, ¿Te acuerdas de la primera vez que firmaste ese contrato de trabajo? La llegada de ese primer sueldo, lo que compraste, en fin.

Luego pasa el tiempo entre uno y otro trabajo, entre uno y otro desafío y la motivación, las aspiraciones e incluso hasta los sueños pudieron haberse evaporado o postergado, sin darnos cuenta nos sumergimos en la rutina donde al llegar el lunes queremos que sea viernes y al llegar el viernes no queremos que llegue el lunes, nos sentimos amargados, aburridos, atrapados, haciendo más de lo mismo, de hecho lo que alguna vez fue un sueño, cómo tener un trabajo o iniciar ese proyecto, una vez obtenido, perdió su atractivo, el trabajo se convirtió en un ir y venir, de hecho nos damos cuenta o intuyes que algo no marcha entonces pasan dos cosas: o no haces nada, total eso no afecta a nadie sino a vos, o capaz que haces algo, sin mucho resultado.

Exultant team of business professionals

No se cuan desolador sea tu panorama, puede que no sea tu caso, pero en algún momento de la vida laboral pasamos o se pasa por temporadas de “bajón” las cuales hasta cierto punto puede ser normal, pero cuando esa temporada deja de ser transitoria y se instala es allí donde surgen los problemas, desencadenando situaciones que van desde el desarrollo de malos hábitos, abuso de sustancias con el alcohol o el cigarrillo, como por mencionar a las más comunes, hasta problemas relacionales, trastornos del estado del ánimo, estrés y derivados, todo producto  de la perdida del amor por lo que hacemos.

La buena noticia es que nunca es tarde, si tienes interés por mejorar dicha situación, por ende te comparto algunas estrategias que te pueden ayudar a activar esa pasión.

1-Re-Conectar con las motivaciones

Ir al pasado para tomar lo que te motivo e impulso a hacer lo que hacés.

Recordar porque escogimos una determinada profesión, evocar esa trayectoria laboral, los aprendizajes, las relaciones, las malas experiencias e incluso los errores, ¿Que hacemos con todo eso? Resignificarlo, darle un nuevo sentido a esas experiencias te permite ir cerrando  ciclos y por lo tanto eso nos lleva a generar una emocionalidad diferente, esto duda amerita un tiempo de reflexión personal, si crees necesitar apoyo en ello, tomar sesiones de coaching no te vendría mal.

2-Establece nuevos horizontes

A veces tenemos topes, los cuales en la construcción de esa vida laboral, puede que los hallas alcanzado y sin querer esto nos lleva a “acomodarnos”  esto sin duda apacigua el fuego que nos impulsa a ir por más, corriendo el riesgo de quedarnos con las glorias pasadas, por otro lado, si tus expectativas fueron muy altas, reacomoda y ajusta de acuerdo a tu aquí y ahora.

En todo caso, definir y proponerse nuevos desafíos traen un nuevo aire.

3- Cambia tu perspectiva y cambiarás tu actitud.

A veces es cuestión de ponernos manos a la obra, no habrá avance si la manera en como observamos nuestro trabajo es negativa, pesimista e indiferente, por mencionar actitudes comunes, para lograr esto se requiere de una disposición al cambio, pues nuestras actitudes pasan por el filtro de nuestra mente

13-consejos-sobre-que-hacer-y-no-hacer-en-tu-primer-trabajo

4-Gestiona las relaciones

Los ambientes de trabajo sin duda crean una cultura, una manera de vivir dentro de las empresas no importa que tan grande o pequeña sea, si el entorno o vos eres es tóxico, tu experiencia laboral será casi que traumática, por ende es imprescindible aprender a calibrar nuestras formas en como nos relacionamos.

Ser accesibles, será un factor importante a la hora de volver amar tu trabajo.

5- Balance entre la vida laboral/personal

La mejor inversión del siglo XXI se llama tiempo, por ende teniendo en cuenta como se divide nuestro día de 24 horas, podremos observar que el tiempo para dedicarle a otras cosas se reduce de manera considerable.

Por lo tanto invierte tu tiempo en actividades distendidas y que oxigenen tu vida, vive nuevas experiencias, actividades como practicar un deporte o alguna actividad artística, estimulan la creatividad entre otras habilidades, enfoca tu mente en otras cosas sobretodo cuando estés fuera del ámbito laboral, esto traerá bienestar y calidad de vida.

6- Aprender a vivir las temporadas

Esto suele pasar en esos tipos de trabajos que ameritan una rutina sobre todo en el campo de la salud (médicos, enfermeras, asistentes, etc o en el sector educación (docentes, directivos, etc).

La clave para sortear ese día a día es el reinventarse interiormente, proponer nuevas maneras de hacer las cosas, hacer uso de la creatividad, rotar o cambiar los horarios e incluso aceptar el desafío de cambio de lugar de trabajo también nos moviliza.

Acerca del autor

Soy Elizabeth Rivadeneira Montenegro, Psicóloga, Mg en Gerencia de RRHH y Coach profesional en formación, hago parte del equipo AC-PTITUD Company Mentoring, una de mis grandes pasiones es generar valor a la vida de las personas y a las organizaciones, a través de diversos recursos y canales,  a nivel de su desarrollo personal y profesional, si deseas saber mayor información o contactarme escríbeme a acptitud7@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s